Posiciónate como consultor independiente creativo

El mundo del consultor independiente es complejo, una gran experiencia, trayectoria profesional o incluso conocimientos genuinos sobre una herramienta, muchas veces no son suficientes. Hay que saber venderse.

Obviamente saber venderse sin los puntos anteriores será muy complicado ya que la competencia será mucho mayor y nos veremos envueltos en una guerra de tarifas . Una mera herramienta para el cliente.

El consultor independiente por su parte es un profesional experto capaz de solucionar un problema concreto, satisfacer una necesidad que muchas veces el cliente ni siquiera alcanza a comprender. Pero como ya hemos dicho muchas veces llegar a ese punto es algo complejo.

Hay que saber analizar y comprender los problemas que un tipo de cliente puede tener y saber exponer tus servicios con claridad y a través de ejemplos. 

Tao de la Torre, es mentor de freelance y gracias a sus más de 12 años de experiencia en el sector tech creativo, ayuda y entrena a este tipo de perfiles expertos para lograr posicionarse y lograr clientes que realmente importan.

En Malt organizamos un encuentro con él para ayudar a nuestra comunidad a resolver algunas de estas dudas tan comunes dentro del colectivo freelance, que puedes volver a ver aquí.

En esta ocasión, le preguntamos y pedimos consejo sobre algunos de los consejos fundamentales:

Consejos para tener un portfolio atractivo

  • Define muy bien quién es tu cliente ideal y comprende qué problema quiere solucionar.
  • Crea una solución o servicio genuino que aporte valor solucionando en conjunto el problema que tus clientes ideales tienen. No te quedes a medias, nadie quiere un problema a medio solucionar.
  • Refleja los dos primeros puntos de una manera clara en tu portfolio: a quién te diriges, qué problema solucionas y cómo. Si tienes ejemplos, úsalos para enseñar cómo has cambiado la realidad de tus clientes. Si no tienes ejemplos concretos, no pasa nada, habla sobre el problema en profundidad, usa datos sobre las consecuencias específicas que generan, y habla sobre la metodología que, paso a paso, se puede aplicar para llegar a objetivos concretos. 

Lo más importante de todo, deja de hablar de ti. No somos tan importante, y nuestros clientes no nos pagan por ser quien somos, sino por solucionar sus problemas. Cuando un cliente mira un portfolio está buscando respuestas a sus preguntas.

¿Cómo puedo encontrar una solución para el cliente a través de mi portfolio?

Funciona justo de la manera contraria.

Como consultor independiente primero debemos encontrar un problema, desarrollar una solución y luego ya crear un portfolio, y todas las otras piezas de comunicación que necesitamos para salir al mercado (como la manera en la que nos presentamos en nuestro perfil de Malt) y encontrar clientes.

Recuerda, somos como un doctor, primero hacemos el diagnóstico y luego prescribimos una solución. Empieza siempre haciendo preguntas, muchas preguntas, y luego, si puedes ayudar, habla de la solución paso a paso.

¿Cómo elaborar una propuesta para tu cliente?

Obviamente esta no es la única, pero a mí me gusta seguir la siguiente estructura:

1. Sobre el cliente. 

En este apartado hablamos de la realidad del cliente de su industria de su empresa, un pequeño resumen de quienes son.

2. El problema. 

En este apartado hablamos de los retos a los que se enfrenta nuestro cliente en este momento concreto, aquellos problemas que nosotros vamos a solucionar.

3. La solución. 

Aquí hablamos en detalle de los objetivos que se desean conseguir. La transformación que vamos a crear. Lo que nuestro cliente desea. Nuestra promesa, aquello por lo que nos van a pagar. 

4. El método

Describimos paso a paso nuestra metodología, el proceso que vamos a utilizar para llevar a nuestro cliente desde el punto A al punto B: Describimos cada una de las fases, entregables, decisiones, etc que tiene que suceder para transformar la situación actual de nuestro cliente en su situación deseada. A mi me gusta pautar cada fase del proyecto:

Fases: 

  • Objetivo
  • Descripción
  • Tareas
  • Hitos
  • Tiempos
  • Entregables
  • Cambios
  • Decisiones
  • Pagos
  • Líneas rojas

5. Tiempos y costes.

Este es el apartado en el que describimos los tiempos del proyecto en su totalidad y de cada una de sus fases junto con los costes. Es muy importante que solamente hablemos de esto al final ya que el precio de nuestro servicio ha de ser directamente proporcional al valor que aporta y hasta que nuestro cliente no ha leído en profundidad todos los apartados anteriores no comprende el valor que nuestro servicio aporta. Solamente en este momento podrá comprender la relación proporcional entre valor y dinero.

6. Sobre nosotros.

Normalmente nos encanta empezar hablando de nosotros mismos en nuestras presentaciones. Pero esto es un error. Hablaremos de nosotros solamente al final de la presentación donde explicaremos quiénes somos, qué background nos avala como expertos proveyendo esta solución y si los tenemos, adjuntaremos case studies que demuestren cómo he ayudado a otros en esta misma transformación.

Tao de la Torre, mentor de perfiles freelance creativos

También te podría interesar

Una vez logrado este objetivo la siguiente pregunta es: ¿Qué tarifa debería ponerme? ¿Cómo puedo acertar a la hora de realizar un presupuesto?,…

Seguir leyendo